Adam Fuss: en busca del tiempo perdido

Adam Fuss, “Baby”

“Nací en 1961. Cuatro años después, posiblemente, había visto ya millones de fotografías sin ser muy consciente de ello. Por eso, cuando empecé a trabajar en mi obra, quise hacer algo distinto”. Con estas palabras, el fotógrafo británico Adam Fuss resume el impulso que, durante más de tres décadas, le ha llevado a desarrollar una obra singular y enigmática que hoy goza de reconocimiento internacional. Ahora, el Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre le dedica una gran exposición retrospectiva, con 50 obras que resumen la carrera de este artesano de la fotografía.

Artículo originalmente publicado en La Luna de Metrópoli, 31 de enero de 2011. Versión completa en elmundo.es



Deja un comentario