Reseña de “Del lado del amor”, de J. A. González Iglesias

Del lado del amor, de Juan Antonio González Iglesias (Visor)

 

El poema inaugural de Esto es mi cuerpo comenzaba con un verso que con el paso del tiempo se ha convertido en manifiesto poético y casi vital. “Del lado del amor duerme mi cuerpo/ desde niño”, escribía Juan Antonio González Iglesias (Salamanca, 1964), y condensaba, de este modo, la pulsión erótica que circula bajo la epidermis de toda su producción lírica publicada hasta el momento; en estos seis poemarios no es difícil advertir una enorme coherencia –que no homogeneidad– que afecta tanto a los temas como al lenguaje empleado. En todo caso, la suya es una obra esencial y meditada; no en vano González Iglesias ha declarado que se dedicó a la escritura después de una primera juventud consagrada a la lectura y a la vida. Por ello, su poesía tiene poco de experimento y mucho de esencial. Sus textos tienen la profundidad de un salmo y la contundencia de un epigrama, y responden al ideal de que la poesía ha de servir solo para decir cosas verdaderas. Por ello, la opacidad es solo ocasional y la claridad es la nota dominante (sigue leyendo).

Reseña publicada en Letras Libres (diciembre de 2010). Artículo completo en Letras Libres.



Deja un comentario